FORO DE SEGURIDAD PRIVADA

Códigos QR / Qr Codes

Hosting Gratis

Subscribe

VISITAS POR PAISES 22/1/10

free counters

Hosting Gratis Programacion

    El Fumador de ‘Expediente X’: «Yo sólo quería creer; no saber»

    Comparte
    avatar
    jmvicus
    .
    .

    vigilante vigilante : si
    Cantidad de envíos : 27654
    Fecha de nacimiento : 20/02/1982
    Localización : VICUS
    Empleo /Ocio : VS
    Fecha de inscripción : 13/09/2008
    Puntos : 90795 Reputación : 96

    mhy El Fumador de ‘Expediente X’: «Yo sólo quería creer; no saber»

    Mensaje por jmvicus el Lun Nov 01, 2010 6:40 pm





    Desde que hace media jornada, Spender aún puede disfrutar de unas horas de luz en su apartamento de Washington. Una galaxia de motas de polvo vive suspendida en un rayo de sol que entra por la ventana de la cocina. Spender la esquiva de camino a la nevera a por una cerveza.La señora de la limpieza le plantó hace una década, y no ha tenido ocasión de encontrar otra. A sus 67 años, las pequeñas manías del anciano empiezan, por fin, a frenar la tendencia al caos de un hombre soltero. Para ahorrarse limpiar, ha ido aprendiendo rutinas que no ensucian: en vez de entrar directo al sofá, se detiene en el recibidor, cuelga la americana en el perchero y deja los mocasines en el alféizar; se afloja la corbata sin quitársela.Recuerda los tiempos en que corría los cuatro cerrojos nada más cerrar la puerta a su espalda —medida inútil, pensó años más tarde, pues luego había que abrirlos para sacar la basura, y el ruido de descorrerlos daba tiempo de poner en guardia a quien acechara en el rellano—; recuerda cuando guardaba una pistola bajo la almohada, otra en el revistero y otra en el congelador. Absurdo. ¿Quién iba a asaltarle en su propia casa? Sólo el hombre de la foto en el portarretratos, que le ve sentarse con un gemido en el sofá, cerveza, en mano, lo intentó una vez. Pero ya no tiene antagonistas como aquél. Ningún enemigo digno, salvo el cáncer de pulmón. Nadie que eche abajo la puerta.Ahora, llaman. Toc, toc.—¡Hola! ¿Fumador? ¿Está en casa?Spender detiene el mechero a medio trazar el arco hacia el cigarrillo. Mira hacia la puerta, sin interés. No pretende levantarse. «¿Fumador?» Medita, y ahoga las penas en un trago de cerveza. Enciende la tele, sin preocuparse de que sus visitantes le oigan. Ningún enemigo.Al fin y al cabo, ¿quién es Spender? No es un agente de campo, ni un pistolero. Es un oscuro chupatintas en un cubículo con un archivador del que sólo llenó el cajón de las letras XYZ. Sí, alguien grabó su conversación con Lee Harvey Oswald segundos antes de que le arrestaran por disparar a John F. Kennedy. Sí, alguien podrá demostrar que estuvo en Roswell el día de la segunda autopsia (quizá gracias al ticket del restaurante donde almorzó en Tonopah—excelentes patatas, por cierto). ¿Qué más da? Si algún loco siguiera la pista, se encontraría con un viejo funcionario que bebe por las tardes, tiene cáncer y se levanta tres veces por noche para ir al lavabo. ¿De qué ha servido estar allí?Y Spender toma otra calada de Morley y otro sorbo de Budweiser y se recuesta y cierra los ojos e intenta ignorar la televisión, y los visitantes y los recuerdos que han reducido su vida a un costumbrismo trivial.—¿Señor Spender? ¡Somos de El Jueves! Sabemos que es usted el fumador de Expediente X, sólo queremos hacerle unas preguntas. Sólo queremos creer.—Yo también —replica el Fumador—. Yo sólo quería creer. No saber.Y Fox Mulder sonríe burlón desde el portarretratos.




      Fecha y hora actual: Mar Dic 18, 2018 12:08 pm