FORO DE SEGURIDAD PRIVADA

Códigos QR / Qr Codes

Hosting Gratis

Subscribe

VISITAS POR PAISES 22/1/10

free counters

Hosting Gratis Programacion

    Cierre modelo para la mayor mina de oro del mundo

    Comparte
    avatar
    jmvicus
    .
    .

    vigilante vigilante : si
    Cantidad de envíos : 27654
    Fecha de nacimiento : 20/02/1982
    Localización : VICUS
    Empleo /Ocio : VS
    Fecha de inscripción : 13/09/2008
    Puntos : 90795 Reputación : 96

    prensa nueva Cierre modelo para la mayor mina de oro del mundo

    Mensaje por jmvicus el Vie Mar 18, 2011 3:56 pm

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    Este yacimiento de oro, plata y cobre marcó el inicio del boom minero
    que vivió el país durante las décadas del ‘80 y el ‘90 y que convirtió
    a Chile en la potencia minera que es hoy.
    El Indio fue la primera inversión extranjera en minería importante que
    se materializó al amparo del DL 600 (US$ 100 millones) y su legislación
    complementaria. Fue también el primer yacimiento de oro del país que
    exportó mineral de alta ley denominado “de fundición directa”, lo que
    hizo debutar también procedimientos de control no utilizados antes en
    Chile tanto para el transporte del mineral hacia el puerto de Coquimbo,
    como para el control de la exportación de esos minerales.
    MINERIA CHILENA tuvo el privilegio de participar en la inauguración de
    la mina El Indio y publicó un suplemento especial sobre su construcción
    y puesta en marcha. A lo largo de sus más de 20 años de explotación
    fueron muchas las notas que publicamos sobre sus operaciones y
    expansiones, cuya puesta en marcha prácticamente duplicó la producción
    de oro de Chile a partir de 1981.
    Los adelantos de El Indio incluyeron, entre otras, el primer campamento
    para trabajadores –cuyas familias permanecieron en el valle– y que fue
    dotado de todas las comodidades que hoy se consideran estándares en los
    campamentos mineros de nuestro país. Inauguró también el régimen de
    turnos que prevalece hasta hoy en la mayoría de las operaciones mineras
    del país.
    El Indio deja una huella profunda en la historia reciente de nuestra
    minería aurífera la que debe reconocerse en el impulso a la exploración
    del cinturón aurífero de Maricunga y los descubrimientos que surgieron
    de esos trabajos, como La Coipa, Refugio, Cerro Casale, Jerónimo y
    otros. También debe reconocérsele el descubrimiento del depósito
    aurífero de Pascua Lama, proyecto que se convertirá en la primera
    operación minera binacional de América Latina.
    El desarrollo de El Indio puso a Chile en el centro del interés de las
    empresas auríferas internacionales y, de paso, colocó al país como un
    importante productor de oro.
    En un período de prácticamente 30 años (1976 – 2006) el país ha sido
    testigo del descubrimiento, desarrollo y cierre de El Indio (con una
    inversión del orden de los US$ 60 millones), hecho no menor, si se
    considera que término de esta operación es reconocido como el primero
    del país que cierra de acuerdo con los más exigentes estándares
    internacionales.

    Barrick invirtió 70 millones de dólares en la clausura definitiva de El Indio, en Chile. El modelo aplicado, que reduce al mínimo el impacto ambiental, es pionero en Sudamérica

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Crédito foto: Charly Díaz Azcue


    En
    la cima del Valle de Elqui, en los Andes chilenos y casi al límite con
    la Argentina, cinco empresas aprovecharon por casi 30 años los
    minerales que entregaba la montaña. Su nivel de producción y la
    envergadura de sus instalaciones convirtieron a El Indio en un hito en la minería chilena.

    Proyectos como éste impulsaron la expansión de la industria en las
    décadas pasadas y llevaron al país a transformarse en una potencia en
    esa actividad, que en el presente representa un 20% de su PBI.

    Barrick, la última de las compañías que operó el yacimiento, decretó
    en 1997 el fin de las reservas de El Indio y presentó un plan de más de
    70 millones de dólares para terminar con el proyecto, en lo que
    pretende ser un ejemplo de la minería responsable. Infobae América visitó el lugar, cuyo cierre definitivo es inminente.

    Pese a que la legislación chilena no lo exigía, la compañía emprendió en 2002 un programa para que el impacto de la explotación se reduzca a lo mínimo posible una vez finalizada su explotación,
    bajo tres premisas: gestión ambiental de alto nivel; atención y
    capacitación a los trabajadores que prestaron su servicio y apoyo a las
    comunidades de la zona.

    La experiencia resulta tan novedosa y compleja que una comisión
    investigadora del Congreso chileno visitará esas instalaciones
    próximamente antes de debatir el marco regulatorio para el cierre de faenas.
    Las autoridades de Barrick reconocen, no obstante, que es poco probable
    que se tomen los estándares utilizados como patrón, ya que difícilmente
    todas las compañías sean capaces de cumplirlo.

    A los largo de las 42 mil hectáreas que componen el predio, a unos
    4.000 metros sobre el nivel del mar, máquinas y camiones trabajan en el
    reacondicionamiento del terreno en el que durante años estuvieron
    emplazadas las plantas de tratamiento, el tanque de relaves o el
    botadero de materiales estériles, además de las incursiones
    subterráneas y a cielo abierto y las distintas exploraciones. El
    ambicioso programa contempla, incluso, la creación de un nuevo curso
    para el río Malo (que había sido desviado con el objetivo de proteger sus aguas) y la remoción del campamento en el que durante años vivieron más de 1.000 mineros.

    Pese al intenso viento que corre entre los picos de los Andes, esos
    arreglos lucen ahora compactos y sólidos. Según las autoridades, están preparados para soportar cualquier tipo de acontecimiento natural, de modo que ni la más potente tormenta pueda arrastrar lodo valle abajo o permitir alguna filtración.


    Acuerdo voluntario

    El plan de cierre se desarrolló tras un acuerdo con las autoridades
    gubernamentales, los distintos entes de control y las comunidades del
    Valle de Elqui. Las partes formaron un comité técnico para monitorear las acciones desde el punto de vista ambiental y social y sus integrantes destacaron la importancia del emprendimiento.

    A lo largo de los 200 km que separan El Indio de la turísitca ciudad de La Serena,
    se observan distintos emprendimientos agrícolas y poblados de
    ganaderos. Para la compañía son una clara muestra de que una minería
    sustentable es perfectamente compatible con otras actividades, pues
    todo el valle de Elqui se nutre de las aguas que bajan de esas montañas
    sin que se registren problemas.

    También como parte del plan, la compañía llevó adelante un Programa de Desvinculación Asistida. De ese modo, las capacitaciones y talleres impartidos ayudaron a que los
    casi 2.000 empleados que pasaron tanto como dotación propia de la
    compañía como en calidad de colaboradores externos fueran reinsertados
    laboralmente
    apenas un tiempo después del fin de sus tareas.

    Barrick conserva hoy sólo a cuatro trabajadores que se encargan de
    coordinar las tareas del plan de cierre, la mayoría de las cuales son
    desarrolladas por empresas tercerizadas. El jefe del equipo, Manuel Bravo,
    es un empleado especializado que estuvo en los inicios de El Indio,
    desde 1980. Al igual que las autoridades de la empresa, se declara
    orgulloso del modo en que terminará el proceso.

    El plan de cierre representa un hecho único en la región y se suma a la veintena de experiencias similares que la empresa realizó en todo el mundo.

    El titular de la compañía en Chile, Robert Mayne-Nicholls (foto), anunció que esta metodología será repetida a partir de 2015 en uno de los dos emprendimientos que poseen en Perú, al igual que en los que se encaminen a su cierre más tarde.

    Según Mayne-Nicholls, Sudamérica está entre los principales intereses de Barrick, pues la región aporta un altísimo porcentaje de sus ingresos.

    Durante sus casi 30 años de funcionamiento, El Indio produjo 4,5 millones de onzas de oro, 23,4 millones de onzas de plata y 0,5 millones de toneladas de cobre.

    Antes de ser operada por Barrick, la mina perteneció a St. Joe Minerals, Fluor Minerals, Bond Gold y Lac Minerals.



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

      Fecha y hora actual: Lun Sep 24, 2018 6:19 pm